jueves, mayo 03, 2007

Miedo a volar

Como a millones de personas, a mi, también… me da miedo volar.
Es un miedo totalmente racional y basado en experiencias humanas nada de un miedo a tontas y a locas, no, no, no, a mi volar me da miedo, miedo RACIONAL.

Mi primer vuelo chispas, desafiando todo consejo sabio, fue de 8 horas, alá!! por si me daba mucho miedo no me fuera a quedar duda de si tenía miedo o solo era temor, un vuelo de 45 minutos podría haber generado la duda, me ha dado miedo volar o es que al ser la primera vez un poquito siempre duele…

No me dió miedo, aquella masa de hierros y tuercas se empezó a mover a unas velocidades de vértigo e incomprensiblemente para mí levantó los ruedines del suelo y párriba!!!

Al cabo de unos 5 minutos empezaron a venir mis compañeros a ver qué tal, cómo lo llevaba, y he de reconocer que el paso “levántate y anda por el avión….” No fue muy fácil de dar. Sin embargo haciendo gala de una valentía de la que carezco lo hicé, mas me valía…ERAN 8 HORAS.

Al final como una inconsciente acabé sentada encima de compañeros cantando canciones populares mientras me fumaba un cigarrito (os acordáis cuando se podía fumar volando?) alocada y juvenil…

La vuelta fue algo peor, es lo que tiene el Caribe, mejor dicho, lo que NO tiene: Mantenimiento

Tras esperar unas 2 horas en el aeropuerto de Puelto plata (mi amolll) dejar las maletas en la cinta transportadora (un mulato enorme que te cogía las bolsas) y recoger las tarjetas de embarque (un negro enorme te tachaba en una hoja con un dibu, UN DIBUJO! de un avión y te escribía A BOLI! en el billete el asiento (es todo literal) ya claro, ibamos con un pelín de resquemor…

Después de una larga espera que aprovechamos para pertrecharnos con todos los éxitos del momento de merenguito rico…. Y nos comunicó un amable caballero que si, efectivamente teníamos retraso, porque…. El avión había venido un poco estropeado y como allí no había mantenimiento………….


Y yo miraba a mi alrededor a mis compañeros de viaje totalmente alcoholizados unos otro,s en pleno proceso febril porque quemaduras de 3º grado por los motoconchos, y otras cantando “ahoraaaaaaa, se que te vaaaaaaaaas”

Y me pregunté que alcance tendrían las palabras: UN POCO ESTROPEADO

Pero no debía ser demasiado porque allí nos metieron, y no pienso volver a vivir esa tarotura de viaje contándooslo, solo daré alguna pincelada:

Luces: no funcionan todo el viaje las de emergencia, que bien eh?
Teles: no funcionan, parece una chorrada…. Permitirme recordaos: 8 HORAS
Turbulencias: si, gracias.
A mi derecha: Amiga febril con quemadura, su temperatura corporal: 40 grados centígrados, apoyadita en mi hombro: dormida
A mi izquierda: Amiga PUTA que decide dormirse encima de mi bandeja para la comida.
Posibilidad de movimiento: cero
Las chanclas molestan, me las quito.
Temperatura Madrid-Barajas: cero
Me intento poner las chanclas: ja!

Número de pasaportes a mi nombre ante el puesto policial de aduanas: CERO
Número de amigos que se quedan conmigo hasta arreglar la situación: El mismo que de pasaportes.

Cómo no me va a dar a miedín???? ayyyy en 4 horas CRISIS!

7 comentarios:

Blogger Xhaggi ha dicho...

ílla, tú tranquila, que ya verás como del avión ni te enteras! que no te de corahe!

por cierto, ande es que vas? que luego me íses a mí pero mira que tú también paras quieta, eins? ;-D

7:28 p. m.  
Blogger susurro ha dicho...

a mí lo que me da trauma de volar son las maletas...
Siempre me pasa algo con las maletas. Me la pierden, una vez... Y tardaron una semana en devolvérmela...
Me la abren y me rompen el candado... Algún puto trabajador chorizo de la compañia.. que no pongo porque no me acuerdo del nombre que si no...
Y por último... Un viejecito se confunde de maleta y ¿cuál pilla? La mía, por supuesto...
Menos mal que se dio cuenta en el mismo aeropuerto, a punto de coger el taxi, si no juro por la pantoja que no facturo nunca más.
Pero como me gusta viajar, es lo que tiene.
Cagontó.
Ah! Suerte en tu vuelo. ¿qué tal si te tomas un tranquimazín? Una amiga mia lo hacía y se quedaba sopa todo el viaje...
Muá!

8:30 p. m.  
Blogger Kike ha dicho...

Ay, hija, pues haz como yo: un whiskycito ya una vez sobre las nubes. Pero solo uno. Y de ahí a adormecerse tranquiliiiita, y a esperar que el cuerpo pierda peso y no recuerdes nada más. Para cuando te des cuenta, estarás aterrizando con una sonrisa. O eso o ya estarás muerta, pero en ambos casos no sentirás nada.

Feliz viaje.

7:00 a. m.  
Anonymous perlitadehuelga ha dicho...

Yo tomo Dia y Tranki, que no es que sean marcas blancasd de supermercados de barrio: diazepames y trankimazines a tutiplein. No veo elefantes rosas, pero duermo plácidamente.
De hecho, hace escasamente 40 minutos que he bajado de un avión de Papuir y soy feliz.

Ánimo, muchacha!

9:31 p. m.  
Blogger neblina ha dicho...

no me ha gustado nada, y tengo una pregunta, porque los pilotos-azafatas tienen que hablar con esa desgana.... hombre! que me he dejado TODA LA PASTA!

exijo más am,abilidad y.... alcohol gratis!

10:14 a. m.  
Blogger Xhaggi ha dicho...

>> que me he dejado TODA LA PASTA!
nei, nei... si los vuelos a málaga son más baratos que el autobús! XD a mí casi lo que me da verguenza es que la azafata en vez de explicar qué pasaría si nos estrellamos no empiece... "triste es de pedir... pero más triste es de robar..." XD

1:31 p. m.  
Blogger neblina ha dicho...

Encima que sufro, pago....

Donde se ha visto eso???!!!

4:37 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal