miércoles, mayo 28, 2008

CUIDADO

Con las contraseñas…

Una vez decidí que para evitar tentaciones de personas que pudieran en un momento dado, querer echar un ojillo a mi correo pondría una contraseña chunga, pero chunga chunga…

Esto responde a que yo había tenido esa tentación, de hecho no fue una tentación, de hecho yo sabía la contraseña porque el chungo me la había facilitado con el propósito de que yo le mandara algunos mails de currículums, y demás…

Total que una vez que hizo un tartar de mi corazoncito…. Y me abandonó…. No cambió la contraseña, y yo me pregunto:

Acaso alguien (que levante la mano) no hubiera intentado…. mientras le temblaban las maninas comprobar si la contraseña era la misma??? Acaso nadie tendría curiosidad de saber como está la persona amada, que aunque tu ya no lo seas, él lo seguía siendo para mi??? Soy acaso señor culpable por preocuparme demasiado!!!!!!!!

que soy una cotilla y me pudo la desazón amorosa, que queréis que os diga….

Así que después de encontrármelo fortuitamente un día… al día siguiente me metí… ERROR, había un correo de una amiga, y SI lo leí, en el correo ponía algo así como (utilizare “mengana” como mi nombre propio) que suerte que ayer se hubieran encontrado con “mengana” que se notaba que se querían muchísimo, que “mengana” lo mejor que le podía pasar…..
Solo imaginad mi cara, las nubes se disiparon, se me saltaron las lágrimas, y los pajarillos cantaban mientras mis compañeros de curro hacían una coreografía espectacular…

Seguí leyendo por inercia… “Y lo mejor es que el hermano de “mengana” es super majo”

Yo no tengo hermanos


se rayó la banda sonora, los pajaritos cayeron fulminados por rayos que caían del cielo recién encapotado de nubes negras!!!!

Y mis compañeros desaparecieron, mi corazón se desintegró y lo comprendí, hablaban de otra tía.

Después de año y medio de amor del bueno, tres días de luto por mi y ya estaba con otra, porque si, coleguitas, ya estaba con mengana, qué poquita desfachatez liarse con una tía que se llama como tú cuando lo acaban de dejar…. No sigo con el relato porque aquí se pone chungo de verdad y no era la cuestión….

UFFF me desvié del tema, desde entonces niños y niñas, he elegido con cuidado mis contraseñas haciendo que sean palabras inverosímiles que no tengan significado, ej. Cuchifritin

Hoy me han cambiado el ordenador del curro:

Técnico: me dices la contraseña de tu correo electrónico???
He deseado mi propia muerte, o mi conversión en baldosín

y luego le he dicho: si, cuchifritin....

6 comentarios:

Blogger Pimkie ha dicho...

Culpable. Yo también me metí una vez en la cuenta de correo de mi ex, y descubrí que cuando todavía estábamos en plan "compañeros de piso que follan más que cuando eran novios" él se había registrado por su cuenta a una web de contactos (por cierto, que ahí sigue su ficha, casi 3 años y una nueva-novia-tarada después).

En mi descargo, decir que lo hice porque antes la tarada de su novia se había hecho pasar por él, se había metido en si méssenger, y se puso a hablar conmigo generándome esperanzas de poder volver juntos, así que tenía motivos. ¡Era una venganza demasiado leve!

Nota: Vuelve a cambiar la contraseña del correo. Yo lo hago como mínimo un par de veces al año. Nunca se sabe.

2:24 p. m.  
Blogger Gato ha dicho...

Neblina, cuchifritín está bién. Imagínate que tienes que contestarle al informático... "pichafloja". U otra cosa peor, vete tú a saber. De todos modos ninguno debería pedirte que le digas la contraseña, sino pedirte que se la introduzcas tú misma. A la contraseña, me refiero.

9:30 p. m.  
Blogger Tortukis ha dicho...

Yo también cometí el terrible error de meterme al correo de mi novio y digo terrible no por haberlo hecho sino por lo que encontré alli: se estaba comunicando con la "mejor amiga" que no es nada mas ni nada menos que la ex-novia y la forma en como se trataban no era de amiguitos comunes y corrientes.

Al final, despues de arreglar el bochinche decidimos cambiar nuestras contraseñas y ha sido mejor asi, creo que ya superé eso y no me mortifico por eso.

10:37 p. m.  
Anonymous Nahi ha dicho...

Qué bueno el post!! :D

8:08 p. m.  
Blogger coletas ha dicho...

es peligroso, igual que mirar los móviles ajenos...por lo que se puede encontrar y lo que se puede interpretar...a mi me da mogollon de pereza lo de las contraseñas, con tanta que uso para el curro...pero bueno suele estar bien mezclar fechas con palabras y cosas de esas...por cierto, cuchifritin fue la contraseña de mi hermana un tiempo...me meo

2:48 p. m.  
Blogger SIL ha dicho...

Es inevitable saber las contraseñas y no entrar; es como cuando recibes un email del típico ex pesado y en vez de borrarlo, lo lees y te amargas... así somos!

pd. te he leído muchas veces, no sé por qué nunca comento... besos!

5:08 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal